lunes, 29 de febrero de 2016

BOLSA DE LA LABOR BORDADA

Aquí os muestro una labor que tiene más de 70 años; se trata de una bolsa de la labor bordada, con forma de delantal.
Bolsa de labores bordada, de los años 40

Sabemos que se remonta a finales de los años 40, porque mi madre todavía no se había casado, cuando lo bordó.

En la cintura tiene bordado su nombre, Merche, como la llamaban de joven. 

Se utiliza el color azul y amarillo para bordar motivos florales y bodoques, respectivamente.


Se utiliza el punto de festón y de cordoncillo, para los tallos de las hojas, la greca y la maceta.

Tiene bolsillos laterales que se comunican, tipo canguro.

En el centro hay una maceta.

Hasta por el revés está bordada.

Ha tenido que costar mucho bordar esta labor porque la tela es muy fuerte y rígida.
La tela es una lona de algodón de los sacos de azúcar, como se puede ver en las letras impresas del revés.
haz click aquí



sábado, 20 de febrero de 2016

FUNDAS PARA PAÑUELOS

Como ya he dicho en alguna ocasión, mi madre tiene furor de envolver y empaquetar objetos, con sus labores de ganchillo, al modo que hacía el artista Christo, (éste en grandes dimensiones).
Parte de atrás de la funda
En este caso se trata de una funda para un paquete de pañuelos de papel.
Funda de color rosa para paquete de pañuelo
Está confeccionada a punto de red, de ganchillo, con un cierre de patas altas y un botón de nácar.
Funda verde y funda rosa de en torno al año 2000
Esta funda es de color verde y marrón oscuro, para contrastar. 
Funda verde de punto de fantasía



haz click aquí



martes, 2 de febrero de 2016

BURLETES PARA PUERTA

Aquí tenéis el burlete que ha hecho mi hermana, para la puerta de su casa.
Burlete para evitar que entre el frío por debajo de la puerta

Es la primera labor de costura a máquina que ha hecho mi hermana, en la primera lección que ha recibido de mi madre.
Victoria y Mercedes en su primera lección
Victoria a la máquina de coser
Los Reyes Magos le trajeron a mi madre una máquina nueva de coser y aquí está con ella.
Mercedes Montero, con sus 91 años, cosiendo a máquina
Han cosido un rectángulo de tela, del ancho de la puerta, de manera tubular y lo han rellenado de guata y unas piedrecitas para que hagan peso.

 

 Luego se ha cerrado cosiéndolo a mano.




Sin ponernos de acuerdo, mi hermana y yo, a miles de kilómetros de distancia, hemos hecho la misma labor, un burlete para la puerta.
Burlete de lana para la puerta, hecho con la mano, a puntos altos

En mi caso lo he hecho de lana a puntos altos, pero con la mano, pues no disponía de ganchillo para una lana tan gruesa, que compré en una tienda Tiger que hay frente a mi casa.
Burlete de ganchillo, tubular
La última vuelta  la enganché con el borde inferior, para que se hiciera una especie de tubo. El hilo final lo rematé atándolo a un cerrojo inferior de la puerta, para que cuando se cierre, permanezca en su sitio.


Con lo que me quedaba de la segunda madeja, he hecho otro burlete, más pequeño y plano.


haz click aquí