domingo, 9 de julio de 2017

MANTEL CON PAÑOS DE COCINA Y PUNTILLAS DE GANCHILLO

Mi hermana está haciendo un mantel con ocho paños de cocina de Ikea, de los de secar los platos, a 0,99 € la unidad.



Los ha rematado con hilo blanco y los ha unido entre sí con hilo rojo, que hace juego con las rayas que adornan los paños.


Y ahora está decidiendo cómo rematar el mantel y me ha mandado estas fotos con distintos tipos de puntillas de ganchillo; unas, blancas...


Y otras puntillas de color rojo, para que le diga cuál elegir.
 

A mí me cuesta mucho seleccionar la mejor, pues todas quedan fenomenal.







miércoles, 5 de abril de 2017

PULSERAS DE GOMAS, MODELO REPOLLITO


Hay una página web llamada Loom Love, de dos niñas, que hacen cosas espectaculares con las gomitas de colores.

 


Con uno de sus vídeos he aprendido a hacer esta pulsera que yo llamo "repollito" y ellas "eternity bracelet".

Con las gomas, un telarcito de plástico y un ganchillo, se hacen combinaciones mil.
 
El mismo modelo parece otro, sólo con cambiar la combinación de colores.
CON MÁS MODELOS DE PULSERAS DE GOMAS QUE HE HECHO.






miércoles, 22 de marzo de 2017

FUNDA DE GANCHILLO DE TRAPILLO, PARA TABURETE

De nuevo vuelvo al ganchillo, para hacer una pieza pequeña y sobre todo rápida: la funda de un taburete de ikea.


La labor es rápida, porque se hace con trapillo (que son ovillos realizados con tiras de excedentes de fábricas de tejidos) y ganchillo XL.


Yo he comprado estas madejas en el almacén de Pontejos, que es una institución en Madrid, que funciona desde 1913.


Se trabaja con el ganchillo en redondo, aumentando en cada vuelta, de manera que no se abombe y quede plano. Aquí tenéis un tutorial.
Cuando ya se alcanza la medida exacta de la circunferencia del taburete, se hacen las dos últimas vueltas sin crecer, para que se ajuste la funda y no se salga.


Et voilà!, para mi colección...

 



(que lleva ya nueve mil visitas entre sus tres ediciones),


domingo, 26 de febrero de 2017

MIS PRIMEROS PASOS

Con 10 años empecé a hacer labores, y aquí presento el testimonio de mis comienzos, un álbum que mi madre ha conservado con cariño, durante casi medio siglo.
Mi álbum de labores, realizadas en 1º de Bachillerato, curso escolar 68-69
Los niños y las niñas estudiábamos en colegios distintos; nosotras teníamos clase de Hogar, que impartían miembros de la Sección Femenina recicladas en proferosas de instituto. 
 

En primero de Bachillerato, en 1968, las niñas teníamos que hacer muestras de distintos puntos, entre los que había el hilván, bastillas, pespuntes, sobrehilado y punto espada, como se ven en esta foto.
Pespuntes e hilvanes en tela blanca de batista



También nos enseñaban puntos típicos de las distintas regiones y provincias de España, como el Punto de Toledo.

A mí siempre me ha gustado dibujar y pintar, así es que me esmeraba en la presencación del álbum con todas las labores, que ilustraba con distintos dibujos.



Otro punto que nos enseñaron es el Segoviano, que se borda sobre tela de panamá blanco; los colores más habituales son el rojo y el negro, aunque aquí está realizado el  Punto segoviano en negro y mostaza.


Este punto que aparece rotulado con mi letra infantil como Punto popular español, ignoro qué es.

Punto de bordado multicolor en tela de panamá


Por último, el Punto de incrustación tal difícil de pronunciar y de escribir, como se ve por mi "pentimento" ortográfico.




(que lleva ya nueve mil visitas entre sus tres ediciones),


martes, 24 de enero de 2017

VACIABOLSILLOS GRANDE

Mi amiga Mari Carmen en la pasada Navidad ha hecho esta labor: un vaciabolsillos grande, que vale para todo.

Lo primero que hay que hacer es escoger dos telas que contrasten, una de color liso, (como la de la foto, de color mostaza), y otra con motivos o dibujos, en este caso copos de nieve y estrellas navideñas sobre fondo rojo y pardo.

Se cortan dos piezas iguales de las dos telas, en forma de cruz griega, del tamaño que se quiera, y se cosen entre sí, poniendo dentro un relleno de guata.

En este caso las piezas son de tamaño grande, de unos 15 centímetros cada lado de cada uno de los cuadrados que forman la cruz.

Ella está aprendiendo a coser a máquina y ésta ha sido una de sus primeras labores.

Luego se cosen los lados que van a hacer de paredes de esta especie de caja, sin llegar al borde, para poder doblarlos hacia afuera.

Ed ecco!


(que lleva ya nueve mil visitas entre sus tres ediciones),